El origen y por qúe comprar un gorro de cocinero

Todas las profesiones tienen un elemento que las hace únicas y distinguirse del resto, y para los cocineros como el resto de personal de cocina, es sin duda el gorro de cocinera o cocinero.

En este post podrás ver como esta tradición corresponde tanto a criterios prácticos como higiénicos, pero sin duda esta elección de uniforme de trabajo corresponde a una tradición de que viene de muchos años atrás.

¿Qué es el gorro de cocinero y qué beneficios ofrece?

Esta indumentaria es la que utilizan los trabajadores en el sector de la hostelería, que además ofrece muchas ventajas a la hora de llevar el gorro de cocina.

– La primera ventaja es la más fácil de adivinar, evita que los pelos puedan caer en la comida. Es una medida básica y frecuente en cualquier servicio de hostelería que ofrezca comida a los clientes

– La segunda ventaja, es evitar la caída el sudor en la comida. La temperatura en la cocina suele ser muy elevada, y con el calor es cuando se empieza a sudar. Por eso la protección de la cabeza es una barrera higiénica necesaria.

– Otro de sus beneficios, es que aparte de la ayuda a la higiene, te permite distinguir quién es el cocinero dentro de la cocina. El gorro de cocinero da un estatus a las personas que lo llevan.

– También ofrece muchas ventajas a nivel estético, ya que se puede combinar el delantal, la ropa de trabajo y el gorro de cocina con los mismos colares para dar una imagen de marca uniforme. Sobre todo en cocinas a la vista, los clientes se fijan mucho en esos detalles, donde pueden ver cómo son y qué hacen los cocineros. La mayoría de veces el color blanco es el indicado para elegir, así se mostrarán siempre limpios.

Una tradición histórica

El origen del gorro de cocina es incierto. Existen muchas teorías que pueden ser válidas, pero de entre todas ellas, hay dos que destacan del resto.

– La primera de las teorías es de los cocineros asirios, en los que los cocineros de las casas se ponían gorros blancos para simular una corona que indicaba que eran fieles a la familia a la que servían. En esos gorros habían marcas en forma de barra que los vinculaban con su amo.

– La segunda viene del S.VI, tras la caída del Imperio Bizantino. Los sacerdotes griegos acogían a los artistas o intelectuales que huían de los bárbaros del norte. Después, en estos monasterios se convirtieron en cocineros imitando la ropa de los sacerdotes, pero en color blanco.

Descubre el mejor catálogo de ropa de trabajo, accesorios y calzados. Las mejores prendas y EPIS necesarias para cualquier tipo de uniforme de trabajo. Contacta con nosotros si necesitas más información.